Hola Queridos lectores

A continuación queremos compartir con ustedes una estrategia didáctica para trabajar con los estudiantes el tema de fraccionarios utilizando material concreto.

Como ya hemos comentado anteriormente es importante permitir que los alumnos adquieran el concepto, desde la estimulación de sus sentidos, experimentando con su entorno, con el fin de confrontar sus conocimientos con la nueva información.

Ahora bien, esta estrategia esta organizada para trabajar con estudiantes de tercero o cuarto grado de primaria, en un espacio amplio donde cada estudiante tenga su silla y escritorio. Luego se les pide a los niños que se organicen en grupos de máximo tres integrantes y que se enumeren del uno al tres. A cada subgrupo se les entrega como material concreto o más bien como recurso natural una mandarina.

En ese momento puede ser adecuado establecer con los niños un diálogo sobre la mandarina, qué clase de fruta es, de dónde proviene, que proteínas nos puede brindar, etc.

Más adelante se le pide al niño número uno de cada grupo pelar la mandarina, luego al número dos contar cuantas fracciones salieron de toda la mandarina, que en esta ocasión representa toda la unidad. Después se le pide al niño número tres que tome de toda la mandarina tres pedazos y los reparta entre los integrantes del grupo. Para preguntarles ¿Cuántas fracciones salieron de la mandarina? ¿Cuántos pedazos tomaron? ¿Cuántos pedazos de mandarina quedaron?

Después de socializar las respuestas de estas preguntas, es importante que el maestro aproveche la atención y disposición de los estudiantes para desarrollar  la actividad y explique  relacionando esta dinámica con el tema a estudiar. Ya que esta actividad permite distinguir los elementos de una fracción, el denominador (cuando preguntamos cuántas partes iguales salieron de la mandarina)  y numerador (cuantas partes tomamos de la mandarina) y a la vez esta estrategia permite que el estudiante comprenda que la unidad es la que se divide en partes iguales.

Esta actividad se realizó con un grupo de 36 niños y niñas de cuarto grado de Primaria, a través de nuestra práctica pedagógica, por lo cual podemos decir que en el momento de conocer los saberes  previos de los niños frente al tema, nos dimos cuenta que tenían unos conocimientos superficiales los cuales no podían dar respuesta al tema. Y a la hora de trabajar los fraccionarios desde la manipulación de la mandarina percibimos que los niños primero se sorprenden, muestran interés y se cuestionan cómo la mandarina puede servir para la clase de matemáticas. Segundo, después de realizar esta estrategia le preguntamos a los niños sobre el concepto de fracción y las respuestas que obtuvimos fueron: una fracción es dividir en partes iguales, es separar una cosa, es tomar pedazos de una parte entera. Por lo tanto se observó que los niños comprendieron el concepto de fracción y cuando se realizó la misma actividad desde el tablero se notó que los estudiantes tomaron una actitud más abierta y comprensiva.

Ahora, querido lector te invitamos a realizar nuestra estrategia en tú aula de clase y que nos comentes como te fue.

About these ads